Asociación de Celiacos de Sevilla - Asprocese

ASPROCESE
Bienvenida
Junta Directiva
Estatutos
Anuario 2008-09
Anuario 2009-10
Anuario 2010-11
Anuario 2011-12
Anuario 2012-13
Anuario 2013-14
Face Joven
Secretaría
Darse de alta
Host. y Restauración
Sevilla Sin Gluten
Donde comer
Isla Mágica
Dulces Artesanos
Al Solito Posto
R.Pizza DA LUIGI
La Laguna
Restaurante POSTIGO 10
You Too
Donde comprar
Mediterranea de Guisos
Comerciales Forjadores
Farmacia Alcosa
D'Almar
El Capellán
La Alacena de Guillena
Naturpaste
Servicios
CPC (Análisis HLA)
FACE
Facemovil
Restauración FACE
Restauración
Plataforma Formación
Microal
Lázaro y espinal Consult.
Formación-Dieta
Estabilización alimentos
Recetas
Manu Ballesteros
Publicaciones Propias
Díptico colegios
Tríptico Sanitario
Diagnostico Precoz EC
Tríptico Mitos sobre la EC
Cuentos
Hoy, sin gluten, Cocino yo
Face Tríptico Sanitario
Díptico Hosteleros
Campaña Institutos
Celiaquía
Act. de Lista de alimentos
FACE: Act. Lista Alimentos
Ley 17/2011
Reglamento UE Nº 828/2014
Farmacia
Que es la Celiaquía
Guía sobre la EC
Diagnóstico precoz de la EC
Formación -Investigación
Comunión
Ptos Venta Prod. Aptos
Dermatitis Herpetiforme
Regl. Etiquetado UE
Asoc. Intolerantes Lactosa
Comedores escolares
Reglamento Etiquetado
100 preguntas y respuestas
Alergias e intolerancia
Cuaderno E. Celíaca (ACT)
Material Escolar 2011-12 (act)
Libro Recetas SAS
Recetas
Farmacia
Medicamentos
Enlaces
Noticias
Contacta


La Enfermedad Celíaca



La Enfermedad Celíaca es una enfermedad autoinmune caracterizada por una inflamación crónica de la parte proximal del intestino delgado o yeyuno, causada por la exposición de una proteína vegetal, en la dieta, llamada gluten. Se puede presentar en cualquier etapa de la vida, y aunque se suele diagnosticar en la infancia, en países desarrollados se diagnostica cada vez más en adultos. Es más frecuente en raza blanca y en climas tropicales.

 En el individuo sano las paredes intestinales están recubiertas de vellosidades y microvellosidades que tienen la función de aumentar la superficie de absorción de los nutrientes. 

 Sin embargo, en las personas con enfermedad celiaca, estas vellosidades están atrofiadas, desaparecen casi por completo, dañando la mucosa intestinal. La superficie absorbente atrofiada reduce o impide la absorción de los nutrientes, causando desequilibrios y malnutrición.

La principal causa de este trastorno es una reacción inmunológica, mediada por células, hacia los componentes del gluten, sin ser una alergia típica mediada por inmunoglobulinas IgE. Las dianas de la respuesta inmunológica son las gliadinas, proteínas que componen el gluten.

Los síntomas más comunes son diarrea, pérdida de peso y de fuerzas, distensión y dolor abdominal, vómitos y, en los niños, detención del crecimiento. Otras veces pueden ser aparentemente extraintestinales, como anemia, osteoporosis, amenorrea, déficit de vitaminas y sales minerales, o propios de otras patologías que algunas veces se presentan asociadas.

Sin embargo, la enfermedad celíaca no siempre se presenta de forma evidente, sus formas clínicas son numerosas y se deben tener en cuenta para el diagnóstico.

Las posibles manifestaciones clínicas de la enfermedad celíaca pueden dividirse en casos típicos, con síntomas gastrointestinales marcados; son más frecuentes los casos atípicos, que se caracterizan por una clínica indefinida como una colitis aparentemente banal (llamado también «colon irritable») o una carencia de hierro resistente a la terapia oral. Existen también formas silentes que, en ausencia de síntomas muy evidentes, son diagnosticadas ocasionalmente en los sujetos de riesgo, por ejemplo, en familiares de celíacos o en pacientes diabéticos sometidos a screening serológico. En estos casos, los síntomas son silentes sólo en apariencia, pues en realidad, después de comenzar el tratamiento, se registra una mejora de las condiciones psíquico-físicas. Por último, en algunos pacientes la sospecha surge de la ocurrencia de un problema extra-intestinal, caso potencial, como dermatitis herpetiforme, estomatitis aftosa, diabetes, osteoporosis, trastornos de la fertilidad, tiroiditis, alergias, intolerancias y algunas patologías de tipo neurológico, que pueden estar relacionadas con la enfermedad celíaca. Afortunadamente, sólo en casos muy raros la enfermedad celíaca se manifiesta desde el principio con complicaciones graves como las úlceras del yeyuno ileon o el linfoma intestinal.

En presencia de síntomas sospechosos de enfermedad celíaca, por lo general, es suficiente realizar un análisis de sangre específico para tener un primer diagnóstico de la intolerancia al gluten. Pero para un diagnóstico definitivo es necesario efectuar una biopsia intestinal, es decir la extracción de un fragmento de tejido, sometido a examen histológico (a nivel celular), que permita determinar la eventual atrofia de las vellosidades intestinales.

Análisis de sangre: Algunos análisis de sangre pueden confirmar la sospecha de enfermedad celíaca. Entre éstos, cabe citar, en primer lugar, el de anticuerpos antitransglutaminasa (anti ITG) de clase IgA, análisis muy fiable y automatizado. Igualmente eficaz, aunque menos estandarizado, es el estudio de los anticuerpos antiendomisio (EMA). Los anticuerpos antigliadina (AGA) de clase IgA e IgG son particularmente significativos en los niños de edad inferior a los 3 años, porque pueden positivizarse antes que los demás análisis. Generalmente, la alteración aislada de los AGA-IgG no tiene relevancia diagnóstica, excepto en los niños con déficit de IgA séricas.

 

La biopsia intestinal: En caso de que las pruebas serológicas resulten positivas, se recomienda una biopsia intestinal, examen realizado generalmente mediante gastroduodenoscopía. En los sujetos que presentan serología positiva y alteraciones típicas de la biopsia intestinal (atrofia de las vellosidades intestinales y aumento de los linfocitos intraepiteliales) subsisten todos los elementos para un diagnóstico definitivo de la enfermedad celíaca.

 

Prueba de provocación («challenge» ): En caso de duda, se realiza una prueba de reintroducción del gluten, después de dos años, como mínimo, de tratamiento dietético. El diagnóstico se confirma si la provocación, que se deberá efectuar bajo supervisión médica, causa la recaída clínica y bióptica en el plazo de algunos meses (o excepcionalmente en años).

 

La mayoría de los pacientes mejoran de sus síntomas cuando ingieren una dieta sin gluten, (NUNCA SE DEBE RETIRAR EL GLUTEN DE LA DIETA SIN ANTES HACER UNA BIOPSIA INTESTINAL, a menos que sea por indicación médica), pero algunos pacientes sufren de una celiaquía refractaria, que es debida en muchos casos a una gran sensibilidad al gluten, incluso cuando éste se encuentra en cantidades muy pequeñas en la dieta. En la elaboración industrial de muchos alimentos se añade gluten como espesante o gelificante que puede ocasionar síntomas a los pacientes que padecen esta enfermedad.

 

La enfermedad celíaca es una patología compleja, causada por una serie de factores hereditarios y ambientales.

Factores genéticos: El papel del componente genético está demostrado por la recurrencia familiar de la enfermedad celíaca, aproximadamente 10 veces más común entre parientes de primer grado respecto al resto de la población. No obstante, no se conocen aún todos los genes que contribuyen a la predisposición hereditaria Entre ellos, destacan algunos factores del sistema HLA, complejo de genes cuya función primaria es reconocer las moléculas extrañas al organismo.

La mayoría de los celíacos (por lo menos el 95%) presenta los genotipos HLA-DQ2 y/o DQ8. La presencia de HLADQ2/DQ8 es necesaria para desarrollar la enfermedad, pero no suficiente, dado que estos mismos factores genéticos se revelan en porcentajes elevados en sujetos sanos (20-30 % del total de la población).

El factor ambiental: El componente ambiental de la enfermedad celíaca es debido a la presencia de gluten en el régimen alimentario.

Sólo es denominada enfermedad celíaca cuando la persona que padece la intolerancia ha consumido gluten, pues si esto no es así no existe ningún síntoma de ella y el celíaco está completamente sano.

 

Una enfermedad autoinmune es una enfermedad caracterizada por acción de los efectores inmunológicos hacia componentes de la propia biología corporal. Es decir que el sistema inmunitario se convierte en el agresor y ataca a partes del cuerpo en vez de protegerlo. Las causas son todavía desconocidas y son probablemente el resultado de múltiples circunstancias, (p.e predisposición genética))

 

El yeyuno es una de las partes del intestino delgado, entre el duodeno (a la salida del estomago) y el íleon. Su función es realizar la absorción de las sustancias del quimo alimenticio. En este trozo de intestino delgado, actúa el jugo intestinal, que degrada al mínimo los hidratos de carbono, las proteínas y los lípidos. Dentro de él, también están las vellosidades intestinales, cuya función es traspasar al torrente sanguíneo las sustancias anteriormente señaladas

 

Gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales (trigo, cebada, centeno, triticale, camut, espelta y posiblemente avena -por cuestiones de contaminación cruzada). Representa un gran porcentaje de las proteínas del trigo y está compuesta de gliadina y glutenina. El gluten es responsable de la elasticidad de la masa de harina, su fermentación, así como la consistencia elástica y esponjosa de las masas horneadas.

 

Atrofia de las vellosidades intestinales alteración patológica de las vellosidades intestinales, que se achatan hasta desaparecer totalmente (en caso de atrofia total).

Las Inmunoglobulinas son proteínas anticuerpo altamente específicas que son producidas en respuesta a antígenos específicos. Los anticuerpos o inmunoglobulinas son producidos por los linfocitos B. Las clases de anticuerpos se denominan isotipos. Estos isotipos son: Inmunoglobulina G (IgG), Inmunoglobulina A (IgA), Inmunoglobulina M (IgM), Inmunoglobulina D (IgD)e Inmunoglobulina E (IgE). Se han identificado nueve clases químicamente distintas de inmunoglobulinas humanas.


La inmunoglobulina E (IgE) es un tipo de anticuerpo implicado en la alergia y la respuesta inmune efectiva contra diversos agentes patógenos, pero especialmente parásitos, por lo que sus niveles suelen estar bastante elevados tanto en paciente alérgicos como en personas que sufran alguna parasitosis. El reconocimiento de un antígeno por la IgE desencadena complejas reacciones inmunológicas. Cuando una persona es alérgica a una sustancia en particular, el sistema inmune cree, erróneamente, que ésta bajo una invasión antigénica por parásitos, el sistema inmune inocua para el organismo la IgE. Este es un intento de "proteger" nuestro cuerpo. De esta manera, se inicia una cadena de acontecimientos que provocan los síntomas de la alergia.

 

Gliadina: fracción de una proteína, presente en el Gluten, que contiene muchos de los péptidos tóxicos para el sujeto celíaco.

 

Péptidos: son un tipo de moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos mediante enlaces peptídicos.

 

Biopsia: extracción de un fragmento de tejido sobre el cual es posible efectuar un análisis de distintos tipos.

 

Fuente: Wikipedia, www.schaer.com y FACE.


 


Acceso Asociados

Email

Contraseña

Asociación de Celíacos de Sevilla

Asociación de Celíacos de Sevilla 'ASPROCESE'

Optimizada para IE7 - FF 3.0.10

  ©2010 ASPROCESE     Powered by : Fresnet

Inicio | Legal | Contacto | 81 | 1477175 Visitas